Embed

Luego de la persecución que se originó al norte de Chajarí por parte del personal del Puesto Caminero Paso Cerrito, la Policía logró ubicar al vehículo cerca de las 3 de la tarde en un camino vecinal en la zona de Colonia Ayuí, al norte de Concordia.

El vehículo estaba sin ocupantes y sin las llaves de encendido. Los uniformados no tuvieron que revisar mucho para observar a simple vista que en el asiento trasero y también en el baúl se observaban bolsas plastilleras verdes y paquetes rectangulares envueltos en cinta de embalar.

Estos “ladrillos” despedían un fuerte y característico olor a marihuana, por lo que de inmediato se dio intervención al personal de la División Toxicología Concordia, a cargo del subcomisario Néstor Garzón. Mientras que a la par, personal de la división Criminalistica se abocaba al levantamiento de huellas dactilares.

Una vez finalizado dicha tarea el vehículo en cuestión fue trasladado en Grúa hasta el Puesto Caminero de Concordia para trabajar con más prolijidad debido a la llovizna existente y a la falta de luz artificial.

En total se contabilizaron 447 ladrillos de marihuana, con un peso total de 377 kilos con 332 gramos. La causa por violación a la Ley de Estupefacientes (N° 23.737) está bajo el Juzgado Federal de Concepción del Uruguay, a cargo del Dr. Pablo Andrés Sero.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate