Los intendentes justicialistas de Entre Ríos manifestaron su apoyo al proyecto de emergencia solidaria que el gobernador Gustavo Bordet envió a la legislatura provincial señalando que es una "herramienta válida para seguir acompañando a los entrerrianos en un contexto de profunda crisis por la pandemia del coronavirus".

"A nadie escapa que la intensidad y la duración de una crisis mundial, como la que nos toca atravesar, es determinante de la necesidad de contar con mayores recursos y a nosotros nos parece razonable que, en este contexto, aquellos que más ganan hagan un esfuerzo adicional para que todos los entrerrianos puedan sobrellevar la situación" señalaron los jefes comunales.

Los intendentes remarcaron que la medida se basa en la "solidaridad y progresividad" y busca que el Estado pueda contar con los recursos necesarios a fin de atender la demanda de los sectores más afectados y a fin de contribuir en la preservación de los aspectos importantes de la vida de los entrerrianos: "Por otro lado, vemos que el proyecto de ley contempla y considera la realidad que se vive en los municipios, ya que los montos provenientes de la mayor recaudación esperada a partir de gravámenes progresivos son coparticipables".

Para los presidentes municipales el esfuerzo que demandará a algunos entrerrianos cumplir con la ley es "moderado en sus alcances", ya que sólo se le exige a quienes tienen "mayores ingresos o patrimonio y por un tiempo limitado". Y finalizaron: "El gobierno provincial y los gobiernos municipales debemos actuar con un claro orden de prioridades y para ello se requiere tomar medidas como éstas, para estar al lado de quienes soportan la peor parte de esta situación crítica".

Comentá y expresate