La mayoría de médicos han visto de todo a lo largo de su carrera. Pero esta última historia es una de las más rocambolescas de los últimos tiempos. Ha ocurrido en Irlanda. Un hombre ha sido hospitalizado después de intentar calmar su dolor de espalda crónico inyectándose su propio semen en el brazo.

La sorpresa ha sido tal entre los medios, que el Irish Medical Journal ha hecho un estudio propio, en el que da detalles de qué ocurrió. Al parecer, el individuo pidió ayuda médica por un “dolor lumbar severo y repentino” tras “levantar un objeto de acero pesado tres días antes”.

En el examen médico, los doctores se percataron de que algo extraño ocurría en el brazo del paciente, pues estaba rojo y exageradamente hinchado. El paciente acabó revelando que su remedio casero para el dolor de espalda era inyectarse su propio semen en el brazo una vez al mes.

Llevaba haciéndolo 18 meses, algo que alarmó al sanitario. Por si fuera poco, la aguja que utilizaba la compró por internet y no cumplía con la higiene adecuada. Las radiografías de a zona afectada revelaron un enfisema subcutáneo, un problema que surge por la penetración de aire en los tejidos subcutáneos y por lo que tuvo que ser intervenido.

Los médicos todavía se preguntan cómo se le ocurrió semejante idea.Además, indican que este caso muestra los riesgos que conlleva “la experimentación médica antes de realizarse una investigación clínica extensiva”.

Fuente: La Vanguardia

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Vuelta a clases con inflación: ¿qué hará con los útiles escolares?

Compraremos todos nuevos
Reutilizaremos los que tenemos
Compraremos los que hagan falta
ver resultados

Las Más Leídas