En un procedimiento en Florencio Varela, detuvieron a seis delincuentes acusados de robos y entraderas. En su arsenal, tenían el famoso sable corvo del Almirante Brown.

sable.jpeg

Un operativo en el cual se desbarató una banda de delincuentes derivó en un particular hallazgo: en su poder se encontraba el sable corvo del Almirante Guillermo Brown, que había sido robado hace seis años de un museo histórico de la localidad de Bernal.

El procedimiento, encabezado por la DDI Quilmes en Florencio Varela, terminó con seis detenidos de 19, 30, 35, 36, 42 y 60 años que se dedicaban al robo a mano armada y a las entraderas en el sur del Conurbano.

Además del sable, se les requisaron una escopeta doble caño calibre 16, un pistolón calibre 12, una carabina, seis cartuchos posta de guerra, 150 mil pesos en efectivo y ocho celulares.

Se sospecha que el arma que perteneció a Brown fue utilizada por los delincuentes recientemente en asaltos ocurridos en hogares de Quilmes, Florencio Varela y Berazategui.

El sable corvo había sido robado en octubre del 2012 del Museo Histórico Regional Almirante Brown, ubicado en 25 de Mayo 198 del distrito de Bernal.

La pieza fue identificada por la directora del museo, Giselle Spellbrick, y el fotógrafo Rodolfo Malaver, que la había fotografiado años atrás, quienes acudieron a la seccional policial a pedido de los efectivos que formaron parte del procedimiento.

Embed

Comentá y expresate