Ya la noticia de que uno de los personajes que iban a desfilar y luego ser quemados en el tradicional rito platense de fin de año era el Negro de WhatsApp resultaba curiosa. Sin embargo, todo empeoró al saberse que empleados de Control Ciudadano de la ciudad de La Plata confiscaron en las últimas horas el miembro del muñeco.

Más allá del momento cómico que se vivió, ya que no pudieron hacerlo entrar en el baúl de un auto, una preocupante revelación llegó por parte de uno de los jóvenes que participaron del armado: "Lo cargaron en el baúl y tenemos miedo de que explote porque está lleno de cohetes, los pusimos todos ahí".

"Estaba en juego en bien público, ya que iban a asistir menores y familias. Fue una falta de respeto", aseguró por su parte Roberto Di Grazia, titular de Control Urbano. Y amplió: "Se trata evento cultural familiar y no podemos convalidar algo que está mal. Le tuvimos que poner un límite".

Hasta el momento, no se ha sabido de ninguna consecuencia en tal sentido. Además, el muñeco desfilará de todos modos, pese a estar mutilado. Seguramente, quedará entre los personajes más recordados del clásico festejo que todos los años se realiza en la capital bonaerense.negro-whatsapp-2

Comentá y expresate