María Zúñiga es una mujer paranaense que tuvo cáncer de mama hace cinco años y tras superar la enfermedad decidió tatuarse los pezones para cerrar esa etapa dolorosa de su vida.

Fue posible gracias a la acción solidaria de Diego Staropoli, un tatuador de gran trayectoria que ya ayudó a más de 700 mujeres.

"Cuando la mujer padece cáncer de mamas, les extraen las mamas. Quienes tienen la suerte de tener obra social pueden hacerse los implantes de silicona, pero al haber sido operadas, desaparecen las areolas, los pezones. Yo les hago un tatuaje de forma permanente para para simular los pezones. No tienen sensibilidad ni textura pero visualmente es como una sanación", expresó Diego en diálogo con Canal Nueve Litoral.

"Lo importante de esta historia lo hacen los médicos, lo mío es una sutileza, pero es un tatuaje sanador. Es como el cierre de una historia que ella no eligió vivir pero que le tocó", agregó.

María, por su parte, sostuvo que "para mí es la vida, hoy vuelvo a empezar. Van a hacer 5 años desde que tuve cáncer. Mirarme al espejo me generaba hasta este momento tristeza. Es una batalla, hay que animarse, luchar, pelear y vivir".

Quienes deseen conocer más sobre la labor solidaria pueden ponerse en contacto con María: 343 698 5840.

Conocé el testimonio de Diego y María:

Embed

Comentá y expresate