El haber tenido una infección anterior por SARS-CoV-2, en particular Ómicron, proporciona cierta inmunidad contra los 2 linajes de rápida propagación actuales. Revisamos una investigación publicada en MedRxiv el 12 de julio (1), y una nota de Nature al respecto (2).

Las subvariantes Ómicron BA.4 y BA.5 del SARS-CoV-2 demostraron ser más hábiles para evadir las defensas inmunitarias de las personas que todas sus predecesoras.

La infección previa por una variante del SARS-CoV-2 (Alfa, Beta, Delta) ofrece cierta protección contra BA.4 y BA.5. Esta protección es mucho mayor si la infección previa fue por Ómicron.

Es una de las conclusiones a las que llega un grupo de Investigadores de Weill Cornell Medical College de Qatar.

Evaluaron todos los casos de Covid-19 en Qatar desde que comenzó la ola de infecciones BA.4 y BA.5, desde el 7 de mayo al 4 de julio del 2022. El objetivo fue ver cuánta protección ofrece la infección previa contra las 2 subvariantes de Ómicron de rápida propagación.

Usaron un diseño de casos y controles con test negativo.

Examinaron la cantidad de personas que se sabía que habían estado infectadas previamente, y que dieron positivo o negativo para COVID-19, e identificaron qué infecciones fueron causadas por BA.4 o BA.5 al examinar muestras de prueba positivas para ver si contenían una proteína que solo contienen estas subvariantes (fallo en el blanco gen-S).

¿Qué encontraron los investigadores?

La infección con una variante NO Omicrón evitó la reinfección con BA.4 o BA.5 con una efectividad del 28,3 % y previno la reinfección sintomática con cualquiera de las subvariantes con una efectividad del 15,1 %.

La infección previa con Ómicron otorgó una mayor protección: fue 79,7 % efectivo para prevenir la reinfección BA.4 y BA.5 y 76,1 % efectivo para prevenir la reinfección sintomática.

Se ve como las diferentes inmunidades se combinan entre sí. Todos tienen un historial inmunológico diferente, porque las personas han recibido diferentes combinaciones de vacunas contra el Covid-19 y han sido infectadas con diversas variantes durante el transcurso de la pandemia. Diferentes historias equipan a las personas con una inmunidad diferente contra la próxima infección.

Tiempo entre las 2 infecciones: ¿Tuvo que ver con los resultados?

El tiempo transcurrido entre la primera y la segunda infección podría haber influido en los resultados.

Varios estudios, incluido este, han demostrado que la inmunidad natural contra el SARS-CoV-2 disminuye con el tiempo.

El tiempo que pasó desde la infección original es mucho más corto con Ómicron.

Los investigadores aclaran que el propósito del estudio era investigar quién es actualmente más propenso a la reinfección, en lugar de atribuir la inmunidad natural a una cepa viral en particular.

El diseño del estudio controló los efectos de la vacunación.

La inmunidad que se obtiene de estas infecciones por Ómicron, protege de otros sublinajes de Ómicron, hasta cierto punto.

Estas son buenas noticias, aunque hay que tener en cuenta que el Covid-19 puede evolucionar a una nueva variante en cualquier momento, con distintas características potenciales de evasión de la respuesta inmune.

Referencias

(1). https://www.nature.com/articles/d41586-022-01950-2?utm_source=Nature+Briefing&utm_campaign=d266f4379d-briefing-dy-20220722&utm_medium=email&utm_term=0_c9dfd39373-d266f4379d-46105010

(2). https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2022.07.11.22277448v1

Para seguir en Instagram al autor: @ramiroherediaok

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que el horario de cursado se extienda una hora?

52.36% Si, estoy de acuerdo
47.64% No estoy de acuerdo
Total 6052 votos

Las Más Leídas