Gianni Infantino, presidente de la FIFA, dio un discurso en el G20 que se está realizando en Buenos Aires, se refirió a la Superfinal de la Copa Libertadores y se mostró en contra del pedido de Boca de suspender definitivamente el encuentro y descalificar a River de la competencia. "El fútbol siempre se tiene que jugar, no se puede parar la pelota", aseguró.

Además, el titular del ente que regula fútbol mundial dejó en claro que está de acuerdo en que el histórico partido se juegue en Madrid. "FIFA apoyó la decisión de Conmebol de jugar la final en España", declaró.

Por otra parte, Infantino reflexionó sobre lo ocurrido hace una semana, en el Monumental, y dijo: "Es un partido de fútbol, que genera mucha emoción, pero es un partido al fin. No es una guerra, no es una batalla. Lo que ocurrió no tiene excusa alguna, debe ser condenado".

Por último, el suizo aseveró no estar enterado del descargo que hizo el Millonario por el fallo que tomó la Unidad Disciplinaria de la Conmebol. "No sabía de la apelación de River, Conmebol deberá tomar una decisión", lanzó.

Comentá y expresate