Los ministros de Producción y Turismo, Juan José Bahillo y de Economía, Hugo Ballay, se reunieron con directivos de la Unión Industrial de Entre Ríos -UIER-, para dialogar sobre diversas aristas de la coyuntura industrial en la provincia.

Durante el encuentro, que se realizó en el despacho del ministro Bahillo y del que participó el secretario de Industria y Comercio, Fernando Caviglia y Leandro Garciandía, presidente de la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER); se abordaron temas como la actualización escala Pyme, debido a que la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa de la Nación (Sepyme) anunció aumentos en los topes de facturación para la clasificación Pyme, que entraron en vigencia el 22-06-2020.

Además, hablaron sobre las tasas municipales, en lo que respecta a seguridad jurídica, manejo responsable y el Pacto Fiscal Provincial; y la necesidad de profundizar e incrementar la oferta de financiamiento para el sector.

En relación a la pandemia del COVID-19, se trataron las medidas preventivas como hisopados, los controles del transporte en la provincia y de acceso. A su vez, desde la UIER sostuvieron que, considerando que muchas industrias de la provincia se encuentran localizadas en ciudades o aglomerados urbanos de baja densidad poblacional, y que cumplen con los indicadores epidemiológicos previstos mediante DNU 520/2020, por el cual se estableció la medida de “distanciamiento social, preventivo y obligatorio”, identificada como fase cinco, en la que se encontrarían incluidas la mayoría de las localidades entrerrianas.

En este sentido, Leandro Garciandía, presidente de la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER), solicitó “se gestione a través de las autoridades nacionales, la habilitación de concurrencia a los lugares de trabajo de las personas descritas en el artículo 7º del DNU Nº 260, conocidas como grupos de riesgo, en todos los casos en que se pueda garantizar el cumplimiento de los protocolos establecidos, y para aquellas industrias que se encuentren localizadas en los conglomerados urbanos que hayan realizado la apertura de actividades no esenciales, sociales o recreativas, compatibles con la posibilidad de asistencia al lugar de trabajo de estas personas, bajo un cumplimiento estricto de los protocolos indicados”.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate