Se trata de un caso de maltrato animal. Dos personas ataron un perro, se subieron a su moto y lo obligaron a mantener un "ritmo" peligroso por las calles de Siete Colinas, en Victoria. La situación causó indignación y aunque intentaron detener a la conductora no lo lograron.

Los motociclistas ignoraron los gritos de las personas que lo veían pasar por varias calles de la ciudad hasta que fueron fotografiados en la esquina del club Huracán.

La mujer que capturó la imagen con su teléfono celular dijo: “Es lo mas indignarte que he visto en el día… No es por como lo llevaban si no a la velocidad que lo llevaban. Solo pudimos acelerar y pedirle que lo llevara mas despacio. Cuando los corrían los perros lo único que hacia la señorita que manejaba era acelerar más. Me dio dio mucha impotencia, bronca”.

“Es lo mas indignarte que he visto en el día…”.

La Ley 14.346 de Maltrato animal es clara al respecto y establece penas de prisión -de quince días a un año-, al que infligiere malos tratos o hiciere víctima de actos de crueldad a los animales. En el mismo orden considera actos de maltrato no alimentar en cantidad y calidad suficiente a los animales domésticos o cautivos, azuzarlos para el trabajo mediante instrumentos que, no siendo de simple estímulo, les provoquen innecesarios castigos o sensaciones dolorosas. Hacerlos trabajar en jornadas excesivas sin proporcionarles descanso adecuado, según las estaciones climáticas. Emplearlos en el trabajo cuando no se hallen en estado físico adecuado. Estimularlos con drogas sin perseguir fines terapéuticos. Emplear animales en el tiro de vehículos que excedan notoriamente sus fuerzas.

Por lo tanto también son considerados actos de crueldad: practicar la vivisección con fines que no sean científicamente demostrables y en lugares o por personas que no estén debidamente autorizados para ello. Mutilar cualquier parte del cuerpo de un animal, salvo que el acto tenga fines de mejoramiento, marcación o higiene de la respectiva especie animal o se realice por motivos de piedad. Intervenir quirúrgicamente animales sin anestesia y sin poseer el título de médico o veterinario, con fines que no sean terapéuticos o de perfeccionamiento técnico operatorio, salvo el caso de urgencia debidamente comprobada. Experimentar con animales de grado superior en la escala zoológica al indispensable según la naturaleza de la experiencia. Abandonar a sus propios medios a los animales utilizados en experimentaciones. Causar la muerte de animales grávidos cuando tal estado es patente en el animal y salvo el caso de las industrias legalmente establecidas que se fundan sobre la explotación del nonato. Lastimar y arrollar animales intencionalmente, causarles torturas o sufrimientos innecesarios o matarlos por sólo espíritu de perversidad.Realizar actos públicos o privados de riñas de animales, corridas de toros, novilladas y parodias, en que se mate, hiera u hostilice a los animales.

Fuente: Será Noticia

Comentá y expresate