El plato fuerte de la fecha 23 de la Superliga se disputó en el Estadio Libertadores de América: Independiente recibió a Boca en un encuentro entre equipos que siempre proponen.

A los cinco minutos de juego se activó la alarma en el "Rojo": Fabricio Bustos se dobló el tobillo y debió salir lesionado. En su lugar ingresó Juan Sánchez Miño, por lo que Jonás Gutiérrez ocupó el lateral derecho. Y precisamente Sánchez Miño tuvo la primera chance de peligro, pero su intento se fue por arriba del travesaño tras la habilitación de Gonzalo Verón.

Bustos no fue el único averiado ya que Wilmar Barrios salió en la visita con un dolor en uno de sus tobillos, mientras que el "Galgo" Gutiérrezfue reemplazado por una molestia muscular.

Walter Bou generó la oportunidad más clara para el conjunto de Guillermo Barros Schelotto, pero el cabezazo del delantero fue desviado por Martín Campaña.

Todavía había tiempo para Sánchez Miño vuelva a ser protagonista porque a los 11 minutos del segundo tiempo, y tras un buen corte de Nicolás Domingo, comandó el ataque que terminó en el 1-0. Corrió 30 metros con la pelota y habilitó a Martín Benítez, quien definió entre las piernas de Agustín Rossi.

Con el resultado en contra, el Mellizo apostó al doble 9: mandó a la cancha a Ramón Ábila y lo juntó con Bou. Y entre los dos generaron una oportunidad inmejorable que terminó con un remate de "Wanchope" que dio en el palo.

De esta manera, Boca se mantiene como líder, pero ahora tiene a Godoy Cruz a sólo cuatro puntos cuando faltan 12 por jugarse. El elenco de Ariel Holan, en tanto, igualó la línea de San Lorenzo con 42 unidades, por detrás del "Xeneize" y el "Tomba".

Fuente: TNT Sports

Comentá y expresate