Independiente se consagró campeón de la Suruga Bank en Japón. El "Rojo" venció 1 a 0 al Cerezo Osaka y trae la copa que no pudo conquistar en 2011. El único gol del partido lo convirtió Silvio Romero, a los 28 del primer tiempo.

Los dirigidos por Ariel Holan, que accedieron a jugar esta copa tras conseguir la Sudamericana 2017, dominaron ampliamente el encuentro durante los primeros 45 minutos y se fueron con la ventaja al complemento.

Embed

La segunda parte fue chata, de pocas emociones, y los argentinos terminaron sufriendo ya que no pudieron definir antes el resultado. Los nipones avanzaron al arco rival, aunque sin demasiado peligro.

Comentá y expresate