Se conocieron los primeros datos relacionados con las pericias oficiales que ordenó la Justicia, con el fin de determinar qué fue lo que originó el fuego arrasador que destruyó íntegramente una distribuidora ubicada en el parque industrial de Paraná.

El incendio se declaró en los primeros minutos de este martes y cerca de las 15 pudo ser controlado con la ayuda posterior de la fuerte lluvia que llegó a Paraná.

Si bien los peritos oficiales de Bomberos Zapadores tuvieron numerosos inconvenientes para realizar el análisis de lo poco que quedó en pie, llegaron a una primera conclusión que será reforzada con los estudios posteriores que se realizarán en los laboratorios de la Dirección de Criminalística de la Policía de Entre Ríos.

En el detalle entregado a las autoridades judiciales, se marca: "que el incidente se desarrolló a causa de un problema eléctrico en un tablero donde se detectaron numerosos inconvenientes con una posible sobrecarga en disyuntores y conectores eléctricos".

De esta manera, se dio cuenta que no se detectaron elementos que hablen de una situación intencional. Afirmaron las pericias, que con otros estudios y análisis en el terreno, llevaron a la determinación que se estuvo frente a un "accidente eléctrico".

De las pericias, se pudo establecer el lugar exacto donde se inició el fuego y al cotejar el material fotográfico y hasta videos de personal policial que llegó rápidamente al lugar del incendio. En ese cotejo se pudo verificar dónde apareció el foco ígneo que luego se propaló a causa del importante material inflamable almacenado.

En ese punto, se detectó el mencionado tablero eléctrico donde tras la recarga energética habrían saltado las chispas que cayeron a corta distancia en estantes llenos de libros, hojas, cartones y papeles almacenados. Luego la historia marca la aparición de las llamas que se descontrolaron hasta destruir las dos estructuras edilicias con todo en su interior, publicó UNO.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate