El ex Presidente brasileño Luis Inácio Lula da Silva anunció este sábado que aceptará el pedido de prisión contra él, luego de afirmar que no perdonará al juez Sérgio Moro por haber acuñado ante la sociedad, en connivencia con los grandes medios de comunicación, la idea de que el ex Presidente es un ladrón.

"Todos ustedes serán Lula y caminarán por este país haciendo lo que hay que hacer. Mis ideas están en el aire, y no hay como detenerlas", enfatizó en su mensaje a la multitud, luego de la misa en la que participó en San Pablo.

Una vez detenido, el expresidente será trasladado a Curitiba, donde la fuerza federal transformó una de sus salas en una celda especial para recibir al expresidente. La habitación fue refaccionada durante dos meses.

La sala-celda está ubicada en el cuarto piso de la Superintendencia de la Policía Federal en Curitiba. Es de 15 metros cuadrados, posee una cama simple y una mesa, además de un baño privado.

"Soy el único ser humano que está procesado por un departamento que no es mío. Tengo la conciencia tranquila", dijo Lula durante su discurso de hoy, y agregó: "Voy a atender el mandato de prisión".

Fuentes: Minuto Uno y La Nación.

Comentá y expresate