Una de las consultas más recurrentes para el presidente Alberto Fernández en su visita a Rosario este lunes para el lanzamiento del Plan Detectar Federal fue la referida a los incendios que se producen en las islas frente a la ciudad y todas las localidades del cordón, que desde hace varios meses no dejan respirar a los habitantes de estos lugares.

Fernández se mostró “a favor” de una ley de humedales, como es el reclamo de los ambientalistas que se llegaron hasta la exRural, aunque advirtió que “lo urgente es detectar a quienes producen este problema” más allá de las condiciones naturales de sequía y bajante del río.

Luego de ponderar el Plan Detectar para contrarrestar los efectos de la pandemia del coronavirus, el presidente aseguró que “Rosario tiene otros problemas, el de los humedales, que los escucho reclamar”. Y luego consideró que “se incendian por la seca por la bajante y porque alguien lo hace intencionalmente”.

“Esa humareda que padece Rosario y queremos que nunca más se repita en el futuro”, sentenció el mandatario.

Sobre la detección de quienes producen las quemas, el presidente advirtió que “seremos inflexibles, porque daña al medio ambiente y a la vida de los rosarinos que no tiene porque tolerar eso”.

En ese mismo sentido, Fernández explicó que “lo urgente es apagar el fuego que se ha iniciado” y a la vez ser “implacables con los responsables”.

Puntualmente sobre la ley de humedales, lo que vienen reclamando los ambientalistas y este martes también lo hicieron frente al presidente, afirmó: “Yo estoy absolutamente de acuerdo con que haya una regulación para los humedales”.

“Si la ley de humedales permite regular las quemas, bienvenida sea”, remató.

Fuente: Rosario3

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate