Aldo Díaz, dirigente del Sindicato de la Carne de Gualeguay, hizo referencia en contacto con el Nueve a la difícil situación que atraviesan los trabajadores del sector Peladero del Frigorífico Soychú. Se trata del área más afectada por el incendio que destruyó gran porcentaje de la empresa el último viernes.

"Tenemos alrededor de 600 compañeros que dependen de esta empresa. Nos preocupa, estamos hablando con ellos y tratamos de darle contención. Hemos hablado con directivos de la empresa, ver si se puede hacer la faena en otro lado, que colegas presten sus instalaciones", indicó Díaz.

Sobre el convenio colectivo de trabajo de los empleados avícolas, el gremialista explicó que no garantiza, en caso de crisis, un mínimo salarial o un piso de horas, a diferencia del que rige para los vacunos: "La planta está parada y estamos buscando alternativas".

Este miércoles los trabajadores afectados participaron de una misa y aguardan la asistencia del Estado nacional para salir adelante.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate