Según informó a La Sexta, el funcionario judicial solicitó la libertad de los policías, con medidas de coerción: "Restricciones de protección a la víctima -no acercamiento ni realizar actos molestos o referencia en las redes o en los medios de comunicación- y las de servicio, obviamente el retiro del arma -que es una cuestión reglamentaria de la Policía respecto de alguien imputado por un hecho violento- y la imposibilidad de prestar servicio en el departamento La Paz", detalló.

Además, Alfieri confirmó que durante la rueda de reconocimiento que tuvo lugar la tarde de este miércoles, la víctima reconoció a sus agresores: "Hubo indicaciones respecto a algunos de los acusados", informó.

EL HECHO

Una gravísima situación tuvo lugar la noche de este sábado en la Comisaría de Santa Elena, según el relato de la madre de un adolescente de 16 años al que habrían vejado y golpeado "entre más o menos ocho policías" dentro de "un cuarto oscuro" de la dependencia policial para luego amenazarlo de muerte, "de que no hable o lo iban a encontrar en la calle y lo iban a matar". En el episodio también habría resultado lesionada la novia del joven, a quien algunos funcionarios habrían golpeado "en los pechos y la nariz" cuando salió en defensa de su pareja.

La madre del adolescente de 16 años brindó su relato para La Sexta, mostró fotos que evidencian las lesiones en el cuerpo de su hijo y afirmó que durante la agresión, incluso "le sacaron las zapatillas, el cinto, le bajaron el pantalón y le tocaron la cola". "Le decían: 'Hacete el malo ahora, puto'", contó también el abuelo del joven a esta Redacción.

El hecho se desencadenó en un entredicho ocurrido entre el adolescente y un policía de civil afuera de la Comisaría, donde el joven se encontraba acompañando a su novia y al tío de ésta -quien había concurrido a radicar una denuncia-. Luego "lo metieron adentro entre varios policías y lo golpearon, supuestamente porque le faltó el respeto a la autoridad", indicó la madre, quien reconoció que su hijo "escupió ahí afuera, porque está atacado del pecho, y le contestó al policía de civil cuando lo llamó 'pelotudo' y 'guanaco'". "Pero no le pueden pegar así a una criatura; mi hijo es menor, voy a hacer la denuncia y esto no va a quedar así", sostuvo la vecina, publicó La Sexta.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate