Fuentes judiciales, según citó el matutito concordiense “El Sol”, confirmaron que el sujeto sería un exsoldado voluntario a quien le habrían dado de baja. Los dueños del pool, en La Criolla, tuvieron que salir a dar explicaciones y manifestaron que el sujeto “había sido contratado solo ese día como seguridad. Es decir estaba eventualmente”.

Este domingo, la justicia dispuso la imputación del denunciado con medidas de coerción en protección a la víctima. Evitando su acercamiento. Finalmente, informaron que se presentó voluntariamente en fiscalía al enterarse de la denuncia.

La denuncia

Había trascendido que, en horas de la mañana del sábado, una joven concurrió a Tribunales acompañada por sus padres a realizar la denuncia contra un sujeto que habría conocido en un pool donde ocurrió el abuso sexual con acceso carnal.

El hecho se produjo en un bar de La Criolla, en la zona campaña del Departamento Concordia, según algunos testimonios el dueño del pool y otras personas estaban en estado ebriedad pero fue un sujeto que sería ex militar quien habría forzado a la jovencita a tener relaciones, se desconoce si participaron otras personas.

La chica alcanzó a escapar y pidió ayuda, pero el dueño del local en vez de llevarla hasta la dependencia policial, lindante a su local, la habría trasladado en su automóvil hasta el domicilio de la joven en Osvaldo Magnasco.

Después, negó que el abuso se hubiera cometido en el interior del local “cuando el fiscal me tomó declaración, yo aporté todos los datos que tengo y que sé. Informé que el seguridad salió sin nuestro permiso del local. Dejó de cumplir con su trabajo”.

"Nosotros, como dueños, aportamos la dirección y demás identidad de este muchacho llamado Esteban que es el acusado”, explicó y añadió que “lo mismo a pedido de la familia de la chica que me solicitaron los datos de esta persona. Y estoy en permanente contacto con la familia de la joven", publicó El Entre Ríos.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate