El sospechoso enfrenta cargo por el crimen, que es doblemente calificado por el vínculo y por violencia de género, consignó UNO. Además enfrenta cargos por haber violado la restricción perimetral por 90 días que pesaba sobre él desde diciembre, cuando Jésica lo denunció por violencia machista. Sin embargo ayer, cuando la joven fue atacada en su casa, él estaba allí. Por eso mismo es el principal apuntado.

La Justicia, de la mano de la fiscal Eugenia Molina, ordenó un allanamiento en la casa de Sánchez. Allí encontraron un martillo y ropa con sangre, que fueron secuestrados para ser peritados.

144-ni-una-menos-telefono-victimas-violencia-de-genero-1-26

Comentá y expresate