El concordiense que mató a su presunto hijo de un disparo el fin de semana, y luego fue linchado, fue imputado por homicidio agravado por el vínculo. El acusado, de apellido Cuenca, está en estado reservado, mientras que quien lo agredió -otro muchacho que se sospecha que también es hijo suyo- fue imputado por tentativa de homicidio.

Así lo señaló al Nueve el fiscal que entiende en la causa. Mirá la nota.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate