Mientras Defensa Civil de la Municipalidad de Diamante avanza poco a poco a evacuar a las familias, las barrancas comenzaron a deslizarse. El socavón es cada vez más grande y el derrumbe es inminente, por lo que desaparecerá la calle que por allí pasaba.

Tal como se puede ver en el video de Actualidad y Noticias, la grieta que este fin de semana apenas alcanzaba algunos centímetros, se está agrandando notablemente. Con más fuerza, ya se puede escuchar el ruido del agua que atraviesa por debajo.

Mirá el video:

Embed

Comentá y expresate