El hecho tuvo en vilo durante ocho horas a la ciudad esa fría noche, que se vio alterada por los cientos de disparos de armas de fuego que provenían del armamento del que se habían apoderado los internos.

Allí hubo dos Suboficiales y un Oficial tomados como rehenes. Uno de los Suboficial logra escapar pasados unos minutos de haberse generado la situación violenta, en cambio el otro, junto al Oficial, logran escapar luego de seis horas de cautiverio en donde sufrieron terribles torturas y vejámenes.

"Este motín, es único en la historia de las cárceles entrerrianas en cuanto a su duración, toma de rehenes, violencia y además, la destrucción de casi la totalidad de la cárcel", escribió en referencia a este video, César Augusto Mondragón:

Embed

Comentá y expresate