Los cisnes nadando en las aguas cristalinas de Venecia fueron solo un adelanto de lo que está ocurriendo en todo el planeta. A medida de que las cuarentenas por la pandemia de coronavirus se generalizan en el mundo, la naturaleza parece retomar sus derechos en ciudades vaciadas de sus habitantes. Los animales que viven en la periferia se aventuran ahora en los centros urbanos en busca de comida.

En la ciudad de Barcelona, los jabalíes bajaron de la cercana montaña de Collserola y llegaron hasta calles y avenidas del centro, dónde nunca antes se les había visto.

En el pueblo de Chinchilla, en el sur de España, fueron unas cabras las coparon las calles de la ciudad mientras que en Cagas del Narceo, en Asturias, vieron a un oso pardo merodear por el barrio.

El fenómeno se pudo observar en distintos países. Por ejemplo en la ciudad de Nara, en Japón, los ciervos que habitan el parque natural cercano anduvieron en manada por las calles mientras que en San Francisco, algunas personas reportaron haber visto coyotes.

Según contaron expertos al diario 20 minutos, los animales que se vieron en las ciudades pertenecen en general a especies consideradas "oportunistas", que se alimentan de los restos dejados por los humanos, y se espera que vuelvan a su hábitat cuando las calles retomen su normal bullicio.

Embed
Embed
Embed
Embed
Embed
Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué opinás de los intensos controles de tránsito en Paraná?

Hay que controlar más a los autos
Hay que controlar más a las motos
Todos los controles son necesarios
ver resultados

Las Más Leídas