El personal policial, dependiente de la Departamental Diamante, ya logró ubicar a los familiares, quienes se hicieron cargo del cuerpo para concretar el correspondiente velatorio y cortejo fúnebre.

La Policía tomó conocimiento del hecho gracias al aviso de los vecinos, quienes no lo veían desde hacía varios días y sentían olor nauseabundo.

Al hacerse presentes, los uniformados constataron que el inmueble estaba cerrado desde el interior. Con la autorización de la Justicia, se abrió el inmueble y el médico de Policía constató el fallecimiento desde hace aproximadamente 15 días.

Fuentes policiales indicaron a esta Redacción que no se detectó ninguna anormalidad que hiciera suponer otra hipótesis que no fuera muerte natural.

Comentá y expresate