Finalmente el Gobierno debió aceptar la orden judicial y homologar el convenio paritario acordado entre las cámaras bancarias. De ese modo logró desactivar el paro de 72 horas dispuesto para este viernes y el próximo lunes y martes.

La Asociación Bancaria, gremio que reúne a los trabajadores del sector, acordó con las tres cámaras empresarias un aumento salarial de 23,5%, que se dividirá en dos tramos: 19,5% en concepto de 2017 y un 4% adicional como compensación de lo que fue 2016. El entendimiento se ubica entre 6,5 y 11,5 puntos por encima de la inflación que previó el oficialismo en su ley de presupuesto -entre el 12 y el 17%- y 4 más del techo que trazó el Gobierno como pauta de referencia.

La paritaria bancaria serviría como negociación testigo para el resto del sector privado. El acuerdo, que inicialmente no fue homologado por el Ministerio de Trabajo, pone en riesgo el plan oficial sobre la política salarial prevista para 2017.

Comentá y expresate