Este 19 de septiembre se les rinde honor a todas aquellas mujeres y hombres que hoy cumplen un rol fundamental en cualquier hospital, clínicas o centros de salud: instrumentadores quirúrgicos.

Es por eso que el Día del Instrumentador Quirúrgico fue instituido en memoria del médico argentino Guillermo Bosch Arana, quien fue el primero en incorporar esta nueva figura profesional en el quirófano en los años 30.

La profesión a nivel mundial, nació en la época de la Segunda Guerra Mundial. Allí, quienes actuaron de instrumentadores quirúrgicos fueron fundamentales en la asistencia, el control, la supervisión y la atención de los pacientes heridos.

La tarea de un instrumentador quirúrgico es la de asistir, controlar, supervisar, y evaluar el proceso de atención del paciente desde su ingreso al quirófano hasta su egreso a la sala de recuperación post-anestésica.

De esta manera, la profesión comenzó a trascender por todos los países del mundo desde la Segunda Guerra Mundial, ya que son la mano derecha del cirujano, lo cual no significa que su tarea sea menos importante. Su destreza y conocimientos en el campo quirúrgico son fundamentales para que cualquier cirugía se lleve a cabo de manera óptima.

Ningún equipo de salud sería funcional al cien por ciento sin el desempeño de este grupo de profesionales a quienes hoy saludamos y agradecemos por su labor, publicó Filo News.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate