La Justicia de La Matanza investiga la muerte de una bebita de un año y 20 días, quien había estado internada en un hospital de Capital Federal por un cuadro de bronquitis y que, al fallecer, se logró descubrir que había sido violada salvajemente. El suceso tiene ribetes confusos y el deceso de la nena se registró en un centro asistencial en la localidad bonaerense de González Catán. Pesquisas intentan establecer quién fue autor del terrible abuso sexual que padeció la inocente.

Voceros de los tribunales de La Matanza revelaron que la nena dejó de existir en días pasados en el Hospital Materno Infantil José Equiza, situado en la avenida homónima al 4.200, en jurisdicción de González Catán.

Trascendió que la infortunada víctima, había estado alojada por un severo cuadro de bronquitis en el Hospital General de Niños Pedro de Elizalde, ubicado en el cruce de avenida Montes de Oca y Doctor Enrique Finochietto, en el barrio porteño de Constitución.

Finalmente a la pequeña se le dio de alta de este centro asistencial y fue trasladada a su finca, en González Catán, en el oeste del conurbano provincial, aunque el 20 de setiembre pasado tuvo que ser enviada de urgencia al Hospital José Equiza, donde posteriormente falleció, a pesar de la labor que desarrollaron los médicos que la atendieron.

Servidores públicos de la comisaría de González Catán (1ª Sur de La Matanza) realizan diferentes procedimientos con el objetivo de establecer de manera fehaciente lo ocurrido, debido a que se supone que la brutal agresión que padeció la víctima habría sido consumada por alguno de sus allegados, aunque se desconoce el lugar en el que ocurrió el aberrante ilícito.

Intervino en la causa la Unidad Temática de Homicidios del departamento judicial de La Matanza, cuyos integrantes intentan determinar si la beba murió a raíz de sus problemas de salud o como consecuencia de los abusos sexuales.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate