Jaylen Brown sufrió una escalofriante caída al realizar una volcada durante el partido que enfrentó a los Minnesota Timberwolves con los Boston Celtics, en el Target Center.

El alero de los Celtics finalizó un contraataque con una gran volcada, pero cayó mal y golpeó el suelo con la cabeza y el cuello. Los segundos posteriores llenaron de angustia a sus compañeros y a todo el público presente.

Brown se quedó tendido sobre el parqué paralizado y con cara de terror hasta que llegaron las asistencias. Finalmente pudo regresar caminando hasta el banquillo de los Celtics, y fue inmediatamente trasladado a un hospital de Minneapolis.

Por fortuna todo quedó en un susto, y poco después el jugador agradecía a través de las redes sociales el interés por él: «Gracias a todos. Estoy bien. Solo un dolor de cabeza».

Embed

Fuente: Diario Panorama

Comentá y expresate