"Mi marido fue atrás de unos arbustos a hacer pis. Una chica lo increpó, fue y buscó la patota. Vinieron entre 25 y 30 gurisitos a querernos matar. Sin decir nada, sin preguntar. Con alevosía, con cuchillos, con cadenas", señaló Valeria.

La mujer agregó luego: "La chica la tengo registrada porque va al barrio. Ella armó esto, fue a buscar a esa gente. Me agarraron a mí, me pegaron entre todos. Lo agarraron a mi marido, le pegaron, lo apuñalaron. A mi también. Gracias a dos chicos que se metieron él pudo correr al auto y encerrarse".

Valeria acotó además: "Me dieron botellazos en la cabeza, los varones me pegaron como si estuvieran pateando una pelota. Estaban fuera de control. No sé por qué nos hicieron esto. Vinieron a matarnos".

Este viernes a las 20 realizarán una marcha pidiendo justicia por el crimen de Jesús. "Era una excelente persona, una buen amigo, un buen padre y un buen compañero de vida. Era servicial, daba todo sin pedir nada", finalizó su pareja.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate