Gimnasia y Esgrima de La Plata se metió en la final de la Copa Argentina, tras empatar 2 a 2 y vencer en los penales -5 a 4- a River Plate en Mar del Plata. El "Lobo" jugó un gran partido y soportó los embates del "Millo", que nunca pudo liquidar en los 90.

River se puso en ventaja con gol de Gonzalo "Pity" Martínez a los 30 minutos. El volante ejecutó un tiro libre en la puerta del área que tuvo como partícipes necesarios el mal armado de la barrera y la floja respuesta del arquero.

El empate llegó rápido, a los 34, cuando Franco Armani tuvo un débil control de un centro en el área chica y la dejó picando para que Lorenzo Faravelli pusiera la igualdad en el marcador.

A los 40, Ezequiel Bonifacio vio la roja y dejó a Gimnasia con 10 hombres en cancha.

El "Millo" salió con todo al segundo tiempo y encontró la ventaja a los 47, apenas había arrancado el complemento. Tras una gran habilitación de Ignacio Fernández, el delantero Lucas Pratto condujo de frente al arco, eludió al portero y definió.

Sin embargo, un ex Boca Juniors terminó amargando a River. Se trata de Santiago Silva, que marcó un verdadero golazo de cabeza que quebró la fortaleza de las manos de Armani. El tanto llegó a los 60 y significó el cierre del marcador.

Diez minutos antes, a los 50, Javier Pinola recibió roja directa luego de una fuerte agresión contra Maximiliano Coronel en el área. El árbitro entendió que la pelota no estaba en juego y no cobró penal, aunque fue una decisión muy polémica.

Luego vinieron los penales. En Gimnasia erró el paraguayo Víctor Ayala. En River, Pratto picó el primer y le salió mal, y Jonathan Maidana envió por encima del travesaño el sexto de la serie.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate