Rosario Central superó 2 a 1 a Newell's y lo eliminó en los cuartos de final de la Copa Argentina, en un encuentro que, pese a jugarse a puertas cerradas y en la cancha de Arsenal, contó con varios episodios repudiables.

El más grave de ellos se dio el miércoles por la noche (un día antes del encuentro) en el centro de Rosario. En la pared de una vivienda apareció una pintada amenazante para el delantero del Canalla, Germán Herrera, que precisamente anotó el primer tanto para la victoria.

"Vas a morir, Herrera", fue el mensaje con el que amaneció el frente de una casa que, si bien no es la del delantero, sí estaría cerca de su domicilio, según los medios rosarinos.

0029518528.jpg

Fuente: Minuto Uno.

Comentá y expresate