El intendente, Sergio Varisco, brindó apoyo al concejal de Cambiemos, Pablo Hernández, y a la subsecretaria de Seguridad, Griselda Bordeira, luego de que ambos fueran detenidos por la causa que investiga vínculos entre la Municipalidad y el sindicado narco Daniel "Tavi" Celis.

"No pertenecen a ninguna red de nada", aseveró el presidente municipal en diálogo con el Nueve. El legislador y la funcionaria declararon este lunes -el mismo día que el intendente- ante el juez Federal Leandro Ríos, quien ordenó que fueran detenidos y trasladados de inmediato a la Unidad Penal N° 1 y N°6, respectivamente.

Tras su declaración, corren 10 días hasta que el magistrado resuelva la situación procesal del mandatario. Al respecto, Varisco dijo estar "con mucha tranquilidad". "No tengo nada que ocultar. La acusación es muy grave y nuestro honor y dignidad está en juego, por esto estamos a disposición de la Justicia", concluyó.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate