Hernán Dragofue homenajeado en el programa de Pampitay se quebró al hacer un balance de este último tiempo que le tocó vivir.

No sabía que me iban a hacer esto. He llorado mucho estos últimos días. Me he quebrado en un vivo. La gente me manda cosas maravillosas, la vida me ha dado mucho. Vengo de ser un gordito vulnerado. Nunca bajé los brazos”, reflexionó Drago.

Fui al psicólogo y le pregunté si me morí. Porque no puedo creer las cosas que me pasan. Sé que voy a tener una nueva oportunidad, una compañera, ahora no es el momento. Sufrí muchísimo por mi separación, me pareció muy injusto todo. Sé que todo es para bien”, agregó.

Embed

“No es casualidad que haya cumplido 50 sueños. Y pienso que la vida me va a dar muchas cosas más. No hay nada más lindo ser quien uno es. Gracias a este gordito que fui. Sigo siendo lo mismo. Trato igual a todos. La gente que me conoce de antes. Priorizo otras cosas. Basta de frivolidad, basta de pelotudeces. Vamos en buen camino, esta miseria humana tira para abajo. Y hay que dejar de lado las excusas, hay que activar”, remarcó.

Hablando de sus hijos, les dejo palabras de amor y no pudo cerrar sin quebrarse: "Son lo mejor que me pasó, los amo. Me pasé en un viaje extrañando a mi hija. Mi hijo me dijo papá por primera vez y yo estaba en un viaje a Guatemala".

Fuente: El Trece

Comentá y expresate