Se viven horas de muchísimo calor en la región, con temperaturas que rondan los 34 grados y sensación térmica muy superior.

Las lluvias del primer día del año no bastaron para producir un descenso de la temperatura, aunque se prevé que este miércoles haya un nuevo fenómeno meteorológico que podría traer temperaturas máximas de hasta cinco grados menos.

"Sobre el este de la provincia de Buenos Aires, sur de Entre Ríos y sur de Santa Fe se están desarrollando áreas de lluvias y tormentas aisladas de moderada intensidad, se prevé que en las próximas horas las mismas se intensifiquen y generalicen al resto de la región. Algunas de estas tormentas podrán ser localmente fuertes, con muy fuertes ráfagas, ocasional caída de granizo, intensa actividad eléctrica e importantes valores de precipitación acumulada en cortos periodos", señala el pronóstico.

En Paraná el mal tiempo llegaría este miércoles por la noche, y a partir del jueves si bien seguirá el calor las temperaturas máximas descenderían algunos grados.

Comentá y expresate