Alicia Vivian, presidenta del Tribunal conformado en Paraná que está enjuiciando al cura Justo José Ilarraz por los abusos en el Seminario, habló en la previa a la audiencia de alegatos de este jueves. "Haremos lo que entendamos que las pruebas nos demuestran y nuestra conciencia y conocimiento nos dictan", afirmó.

"Quiero dejar bien en claro que, durante todo el proceso, todas las partes tuvieron amplitud de preguntas. Siempre estuvo el Tribunal a disposición para aquellos que querían ejercer plenamente sus derechos", indicó en diálogo con el Nueve. Asimismo, sostuvo que el tiempo de exposición que tendrá cada una de las partes es de dos horas.

Por otro lado, para la jueza el procesamiento se dio "con total normalidad, como cualquier otro juicio". "Quizá este ha tenido una trascendencia pública como también otros en los que me ha tocado participar. Fue largo pero nada para comentar como algo que pudiera llamar la atención", concluyó.

Los tres jueces que conforman el Tribunal tendrán 10 días para evaluar lo que expongan la Querella, la Fiscalía y la Defensa en esta instancia. El abogado querellante, Marcos Rodríguez Allende, adelantó al Nueve días atrás que la pena pedida para el cura será elevada y que, si el fallo resulta condenatorio, solicitarán prisión preventiva para el religioso porque "es casi seguro que se fugaría".

Comentá y expresate