Un vecino de San Salvador expuso ante la Policía que alguien envenenó a sus perros, de raza grande. Según consideró el damnificado, el hecho puede representar el paso previo a un futuro robo.

Sucedió en barrio La Tranquilidad, en calle Hipólito Yrigoyen al 700. Alrededor de las 9 de este martes, en momentos en el que se dirigió a darle de comer sus perros razas Pitbull y Dogales, se percató que dos de sus canes se encontraban sin vida, con signos de haber sido envenenados.

Los animales estaban en un corral de amplias dimensiones, sobre un terreno cercado por alambrado perimetral, ubicado detrás de su domicilio. El vecino manifestó desconocer quién pudo haber sido, publicó Reporte Cuatro.

El hombre se abstuvo de realizar una denuncia pero quería dejar expuesta la situación ante las autoridades. En el lugar se encontró una cabeza de gallina “que seguramente estaba inyectada” con algún veneno, explicó.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate