Un macabro hallazgo se produjo este domingo por la tarde en una vivienda de barrio Independencia de Neuquén. Vecinos encontraron a un hombre que llevaría varios días muerto y fue mordido y despedazado por sus propios perros.

El hecho ocurrió en inmediaciones de la esquina de Pérez Novella y Casimiro Gómez de la ciudad neuquina.

Fuentes consultas por LMN indicaron que "el hombre habría muerto por causas naturales, días atrás, quizás por un paro cardíaco".

El cuerpo del hombre, que tenía 52 años, estaba en avanzado estado de descomposición.

En el lugar trabajaron peritos de Policía Científica para determinar las causas del episodio que sacudió ese sector del Oeste neuquino.

Comentá y expresate