Efectivos policiales extrajeron en las primeras horas de sol de este viernes un cadáver de las aguas del río Paraná, en la zona del cuarto tramo de la Costanera de Posadas, Misiones.

Hasta ayer a la noche se buscaba establecer quién es y las circunstancias que derivaron en su muerte. Según fuentes confiables consultadas por El Territorio, a simple vista no tenía lesiones en el cuerpo. Se detalló que el hallazgo fue reportado a las 6.45, a la altura del cuarto tramo de la Costanera y pocos metros de la Aduana.

Trabajaron los efectivos de la Seccional Cuarta, con la colaboración en el lugar junto a la Policía Científica, el médico policial e integrantes de Bomberos para la extracción del cadáver del agua.

El cuerpo, que vestía una remera azul, fue remitido a la Morgue Judicial para la correspondiente autopsia, donde se determinó que falleció por inhalación de fluidos.

Se detalló que no tenía golpes ni disparos y que llamó la atención sus ochos tatuajes tipo tumberos, incluyendo una cruz esvástica en la pantorrilla izquierda.

Fuente: El Territorio

Comentá y expresate