Una adolescente de 15 años que había sido secuestrada este martes cuando salía del colegio en el barrio porteño de Flores fue encontrada muerta esta madrugada en el asiento trasero de un auto en la localidad bonaerense de Ituzaingó. La policía detuvo a dos sospechosos.

La víctima estaba maniatada, tenía un cinturón en el cuello y le habían cubierto la boca con cinta de embalar.Aunque todavía se espera el resultado definitivo de los estudios forenses se cree que murió por asfixia.Su familia había recibido un llamado extorsivo durante el día de ayer y, de acuerdo a las primeras versiones, concretó el pago de unos 30 mil pesos.

La persecución policial empezó cuando los secuestradores intentaron evadir un control vehicular de rutina y escaparon hacia la provincia de Buenos Aires. Sin embargo, chocaron con un remise en la zona de Brandsen y Colectora, en Ituzaingó, y terminaron detenidos.

Los acusados tienen 35 y 40 años y ahora los investigadores intentan determinar si la víctima los conocía o si subió engañadaal auto. Según trascendió, los delincuentes le habían pedido a la familia de la víctima droga además de dinero a cambio de liberarla sana y salva.

Buscan en las cámaras de seguridad de los alrededoresdel Liceo N°5, ubicado en la Av. Carabobo y Bonifacio, donde fue raptada la menor, pistas que ayuden a reconstruir la historia, publicó TN.

Comentá y expresate