Un grupo de vecinos halló el cadáver de Leandro Ramos el lunes, lo sujetaron con sogas y, con la ayuda de un buzo de Prefectura, fue llevado hasta la cosa, publicó Clarín.

Ramos tenía el sueño de viajar por Latinoamérica en parapentey realizaba vuelos de bautismo para pagar los gastos. En declaraciones al Canal 10 de Uruguay, contó que había comenzado su viaje el 15 de abril, cuando partió de la ciudad de Chajarí, en Entre Ríos.

Embed

Según explicó, el parapente tenía una autonomía de vuelo de cuatro horas, y podía recorrer por jornada 400 kilómetros.

Este fin de semana viajaba con una mujer cuando perdió el control del parapente y, luego de dar unas vueltas, cayó al agua. La mujer logró llegar a la orilla y fue rescatada en el momento.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate