La dramática historia que recorre el mundo. Un bebé de un mes llamado Mykyta terminó con un ojo morado y severas heridas en su cuerpo después de que su madre ucraniana, de 19 años, lo golpeara antes de dejarlo solo para ir a una cita.

El hecho ocurrió en la ciudad de Rivne, en la región occidental de Ucrania. Los testigos expusieron que uno de los vecinos que encontró al bebé se desmayó después de ver el estado deplorable en el que se encontraba.

Según los informes, Mykyta y su madre de 19 años vivían juntos en un albergue social que les había dado el gobierno. El informe policial expuso que el pasado 15 de octubre, la madre, de la que se desconoce el nombre, dejó a su bebé solo para encontrarse con un hombre.

La policía actuó de oficio e inició las acciones legales pertinentes por agresión e incumplimiento de los deberes de la madre. Tetiana Prymak, una vecina, dijo a los medios locales: “Cuando entramos en la habitación, vimos a Mykyta en su cuna. Su ojo derecho estaba negro. Tenía la nariz tapada con sangre seca y apenas respiraba”.

En ese sentido, complementó: “Comenzamos a cambiarle la ropa y vimos moretones negros en todo el cuerpo. Una mujer que estaba en la habitación se desmayó después de ver todo esto”. De inmediato, llamaron a una ambulancia y a la policía.

Mykyta fue llevado rápidamente a cuidados intensivos donde se encuentra en un estado crítico. Los médicos revelaron que aún lucha por su vida: tiene fracturas de cráneo y tienen complicaciones para examinarlo debido a su grave condición.

El bebé está en una condición grave que pone en peligro su vida. Nunca había visto a un bebé en un estado de abandono tan terrible. Creo que su madre nunca le cambió la ropa ni usó pañales. Su piel está en pésimas condiciones”, expuso Mykhailo Kulik, jefe de la unidad de cuidados intensivos del Hospital Regional de Niños Rivne.

Comentá y expresate