Un nene de dos años y su padre policía fueron encontrados muertos a balazos en una vivienda de la zona rural de la localidad bonaerense de Alsina, partido de Baradero, y se investiga si el joven mató a su hijo y luego se suicidó tras mantener una discusión durante la madrugada con su esposa.

El hecho fue descubierto el miércoles por la tarde en el establecimiento rural San Cayetano, ubicado en el kilómetro 131,500 de la ruta nacional 9, mano hacia la ciudad santafesina de Rosario. En esa propiedad vivía el oficial subayudante Elías Ezequiel Martínez, de 27 años; junto a su esposa, de 23 años, también miembro de la Policía bonaerense, y su pequeño hijo.

Martínez, quien prestaba servicio en la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) Baradero, durante la madrugada de del miércoles mantuvo una discusión con su pareja, quien luego se retiró de la vivienda para ir a trabajar, mientras el nene dormía, según informaron voceros de la fuerza a Télam.

Cuando la joven regresó a su casa, luego de terminar su servicio, encontró a su hijo y a su marido muertos con disparos de arma de fuego. De acuerdo a las primeras pericias realizadas en la vivienda, la principal hipótesis que sostienen los investigadores es que se trató de un homicidio seguido de suicidio.

En la causa interviene el fiscal Vicente Gómez, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 9 descentralizada de Baradero, dependiente del Departamento Judicial de San Nicolás, quien ordenó el traslado de los cuerpos a la morgue judicial para realizar las autopsias correspondientes.

Comentá y expresate