Los cuerpos de 11 bebés fueron encontrados en las últimas horas ocultos en el techo de una antigua funeraria de Michigan, en Estados Unidos, que había dejado de funcionar por orden de las autoridades, según confirmó la Policía.

El hecho ocurrió en Detroit, la ciudad más poblada de Michigan, luego de que el Departamento estatal de Asuntos Regulatorios y Licencias (LARA, por sus siglas en inglés) recibiera una nota anónima que alertaba sobre los cuerpos escondidos.

Inspectores constataron la situación luego de entrar bajo el permiso del ahora propietario del lugar que funciona como un centro comunitario.

"(Los cuerpos) estaban ocultos en una caja y un ataúd ubicados en un techo falso entre el primer y segundo piso de la funeraria", detalló el detective de la Policía de Detroit a cargo del caso, Brian Bowser.

El oficial de la División de Homicidios detalló en una rueda de prensa a la salida del lugar que nueve pequeños cuerpos estaban en "una caja de cartón" y otros dos "entre bolsas acomodados en un ataúd".

Browser afirmó que aunque los expertos forenses no pudieron determinar el tiempo de descomposición de los cuerpos debido a las condiciones en las que se encontraban, "ya comenzaron a notificar a las familias de cada uno".

De acuerdo con el diario local The Detroit News, la gerente de la funeraria dijo estar sorprendida por el hallazgo y aseguró desconocer las razones por las que fueron escondidos los cuerpos en el lugar.

"No sabía nada de eso. Realmente no sé cómo pudo haber pasado eso. Definitivamente las autoridades tienen que averiguar quién los puso allí (a los cadáveres)", indicó la mujer.

Funcionarios del LARA habían suspendido en abril pasado las licencias de funcionamiento a la funeraria por el almacenamiento indebido de los cuerpos en descomposición de adultos y bebés.

Comentá y expresate