El policía que fue baleado por error en Paraná habló tras recuperarse de una dura internación en grave estado. "Gracias a Dios y a la Virgen hoy la podemos contar", indicó Ariel Gonano, en diálogo con el Nueve.

"Vamos a decir que fue una desgracia con suerte", consideró. Contó que estuvo "dos días y medio en Terapia Intensiva" y que pudo recuperarse "gracias al apoyo de los familiares, de mis compañeros de trabajo, mis superiores".

Además, mencionó especialmente al equipo de médicos del Hospital San Martín: "Me trató muy bien y me sacó a flote", afirmó. El hecho sucedió el 14 de abril, en una casa de calle Borgobello, cerca de las 5.45.

Un vecino había llamado a la Policía y denunció que había ladrones en su vivienda. "El portón estaba semiabierto e ingresamos. Después pasó lo que pasó, fue una fatalidad con suerte y hoy la podemos contar", comentó.

El ciudadano que había pedido la presencia de uniformados en su casa, vio ingresar a una persona y disparó su arma de fuego, con el infortunio de que se trataba del funcionario policial y no de un delincuente.

Tras estar muy cerca de la muerte, el policía dijo que "se le da valor a otras cosas". "Uno empieza a pensar en las cosas que descuida por tanto trabajo. Creo que se le empieza a dar valor a la familia, a compartir el mayor tiempo posible con ellos", concluyó.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate