El padre de Fernando Mendoza, el concordiense que era teniente de navío del ARA San Juan, habló con Canal 9 Litoral y contó qué sienten él y su familia ante la noticia de que el submarino fue encontrado hundido a un año de su desaparición. "Se siente emoción, pero alegría a medias. Que aparezca el submarino es un buen paso, pero ahora falta lo otro", dijo, en referencia a los 44 tripulantes.

"Nosotros tenemos una amargura interior porque es difícil que los encuentren a ellos con vida, que es lo que queremos todos los familiares. Lamentablemnte no va a ser así, ojalá que me equivoque", expresó.

Acerca del hallazgo exactamente un año después de la desaparición del navío, el hombre lo vinculó con que "hubo mucha presión" de los familiares, "pero lo raro es que se encontró cuando el Gobierno mismo dijo que en dos días se encontraría: no sé si ya tenían noción de que iba a aparecer", dijo.

"Tenemos el mismo sentimiento del primer día. Mi hija anda mal y mi señora ni hablar. Ella está allá en Mar del Plata, en la Base. Yo no quise ir porque no aguantaba. Y ya no sé si algún día voy a ir a Mar del Plata. Tengo familiares allá, pero me trae mucha nostalgia", sostuvo.

"Nosotros lo único que esperamos es que aparezcan ellos, pero vivos, por supuesto. Es una idea medio ingnorante, pero qué va ser", concluyó.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate