Marcos Pereyra dialogó con el Nueve tras la identificación de su padre, Carlos Pereyra, caído en la Guerra de Malvinas. "Fue larga la espera. Este trabajo de reconocimiento comenzó en 2012", destacó.

"Son sentimientos encontrados. Cada vez que nos enterábamos que un soldado argentino era reconocido, sentíamos alegría por esa familia, pero en el fondo de nuestro corazón también tristeza porque esperábamos con ansias que se identifique a papá y esa noticia no llegaba. Ya habíamos perdido las esperanzas", contó.

Asimismo destacó las tareas de reconocimiento. "Gracias a Dios con la tecnología y el trabajo que ha hecho el grupo de antropólogos se pudo dar con él. Es una alegría inmensa para nosotros como familiares que se haya encontrado, que esté en Malvinas y que tenga su nombre una tumba", valoró.

Por otro lado, contó cómo es haber pisado suelo de las islas argentinas, qué les pasó cuando recordaron a su padre en el cementerio de Darwin y por qué decidió seguir su carrera como policía de Entre Ríos y la historia familiar que los une.

Embed

Comentá y expresate

Lo último

Encuesta

¿Qué obras considerás que el Estado debe dar mayor prioridad?

Calles y rutas
Viviendas
Agua y saneamiento
Gas natural
Otras
ver resultados

Las Más Leídas