Leandro Uhrig, el chofer de ERSA 28 años despedido este martes en Paraná, quien decidió encadenarse para reclamar por su situación, habló con Canal 9 Litoral.

Embed

"Lamentablemente, hay una familia detrás; mi novia me avisó hace dos semanas que estaba embarazada y ayer recibí esta noticia", lamentó en referencia a su despido, que la empresa justificó en el marco de la crisis económica -lo que a su vez, hace presuponer que podría haber más despidos-.

En medio de una retención de servicios que los trabajadores del transporte público realizan hasta las 12 del mediodía y de 15 a 19, el futuro padre echado decidió encadenarse en los galpones de ERSA, empresa para la que trabajaba hacía dos años.

"No sabía qué hacer, miraba lo feo que estaba el tiempo y al final hoy a las 5 de la mañana decidí venir al galpón y me encadené. Hay compañeros que van llegando y vamos dialogando sobre la situación", contó.

A media mañana de este miércoles, el chofer dejaría el lugar donde se encadenó para ir a reunirse con dirigentes locales de la Unión Tranviarios Automotor -UTA-, con quienes se analizará las acciones a llevar adelante en busca de una posible solución.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate