Además, consultada por la situación del intendente Sergio Varisco -también procesado-, Bordeira resaltó: "Es inocente. Somos inocentes".

Embed

LA DECLARACIÓN

"No tengo absolutamente nada que ver con los hechos delictivos que se me imputan", comenzó Bordeira en la indagatoria. En su relato la imputada circunscribió su relación con Celis, a quien resaltó como dirigente social, a una cuestión meramente política.

Además, la exfuncionaria dio su versión sobre el motivo de algunas conversaciones y chats que forman parte de las pruebas que la incriminan, como aquella dónde se refiere a la participación de Celis en el robo en Las Cuevas o sus críticas al concejal Pablo Hernández y al intendente Sergio Varisco por presuntamente "haber metido la droga en la municipalidad".

Según Bordeira, hay que analizar "en qué contexto" fueron dichas esas apreciaciones, que se explicarían por la "humillación y la vergüenza" que ha "tenido que pasar" y la "exposición pública" que le habían generado las denuncias periodísticas al respecto.

En ese marco, aseguró que sólo algunos dirigentes le daban respuestas a Celis y su entorno, pero que fueron muchos quienes compartieron caminatas durante la campaña y le hicieron promesas. Allí hablo de "funcionarios nacionales"y nombró en el ámbito local a la viceintendenta Josefina Etienoty al concejal Emanuel Gainza,quien en su momento estuvo imputado pero que fue sobreseído.

Comentá y expresate