Marcelo Galarza, padre de Nahir Galarza, fue sancionado con 40 días de arresto administrativo en la Policía. El agente recibió ese castigo como consecuencia de que su hija habría tomado su arma para matar a Fernando Pastorizzo, el 29 de diciembre de 2017 en Gualeguaychú.

Desde la fuerza explicaron que la pena impuesta al uniformado nada tiene que ver con el proceso penal, sino que se trata de una condena interna, conforme lo indica el reglamento. "Nosotros como autoridad de contralor hemos hecho el pase, porque existe un pedido de sanción por falta grave" indicó al Nueve, Enrique López, subdirector de Asuntos Internos.

Este martes, en tanto, transcurrió la quinta jornada de juicio por el crimen de Pastorizzo en los Tribunales de Gualeguaychú. La joven hija de Galarza es la única imputada por el homicidio.

Embed

Comentá y expresate