Antes de asumir como diputada provincial electa de Santa Fe Amalia Granata renunció al bloque que pretendía integrar con otros cinco legisladores y decidió armar su propia bancada en la Cámara baja santafesina.

Según informó Granata, abandonará el grupo político Unite por la Familia y la Vida y desde el 5 de diciembre integrará uno nuevo denominado Somos Vida.

El caudal de votos de la lista de Granata permitió el ingreso a la Cámara baja santafesina de seis diputados pro vida: Betina Florito, Walter Ghione, Nicolás Mayoraz, Juan Domingo Argañaraz y Natalia Armas Belavi. Granata anunció que el nuevo espacio lo integrará con Fiorito.

Embed

“Desde el primer día tuve el afán de que ese sea el camino rector de un bloque que incluyera a los 6 diputados que resultamos elegidos, innumerables muestras de buena voluntad y predisposición al real trabajo en equipo. Lamentablemente, 4 de ellos, no comparten esta visión y han decidido tomar un camino separado”, escribió este lunes.

Y agregó: “Sabemos la política está llena de engaños y tentaciones. De falsas promesas y alianzas que se desarman y rearman al igual que se cambian convicciones como si fuera una remera. Pero a nosotros nos eligieron para luchar contra la política que se hace de espaldas a la gente, en recintos cerrados y no de frente, en la calle y de manera transparente. Nos eligieron por ser independientes y no pertenecer a ninguna estructura partidaria tradicional del color que sea”.

Granata tomó esta decisión semanas después de mostrarse con dirigentes del PRO rosarino, gesto que fue criticado públicamente por el pastor Ghione: "No cayó muy bien que se meta en la interna de otro partido".

Comentá y expresate